Rellenando la batería emocional

Todos nosotros, seres humanos, de alguna forma podemos compararnos con los coches, en el sentido de que necesitamos gasolina o energía para funcionar. En nuestro caso, la gasolina o la batería que debe cargarse, es a nivel emocional. Así como el coche no va a funcionar ni arrancar si el tanque de gasolina está en ceros, nosotros no vamos a funcionar bien si no tenemos lleno nuestro tanque o nuestra batería emocional.

Los coche se van quedando sin gasolina, después de andar por varios kilómetros. Nuestro tanque se va vaciando conforme pasa el día y conforme vamos experimentando situaciones que nos generan malestar físico o emocional. Como adultos, en teoría, hemos aprendido qué cosas nos ayudan a ir rellenando nuestro tranque o nuestra batería emocional. Pero en el caso de los niños, es indispensable que sus cuidadores primarios les ayuden a rellenarla. Los únicos que van a poder llenarla al 100% son los cuidadores primarios, que generalmente suelen ser mamá y papá. Sus amigos, tíos, abuelos, misses del colegio, aunque podrán ayudarlos a rellenarlo un poco, jamás podrán llenarla por completo.

Para poder rellenarla, es indispensable conocer el lenguaje de amor de los niños, ya que de esa manera conoceremos exactamente qué cosas los hacen sentirse amados y seguros. Ya que esto no es igual para todos. Te comparto el enlace de un artículo donde platico de los diferentes lenguajes del amor. Son 5: contacto físico, regalos, actos de servicio, palabras y tiempo de calidad. https://johiscalanchini.com/llenando-el-tanque-de-amor/

El tener su batería o su tanque lleno, les permitirá concentrarse en ser niños: divertirse, explorar, jugar y aprender; esto porque al sentirse amados y seguros no necesitarán usar su cerebro en buscar atención, amor o seguridad, pues ya lo tendrán cubierto.

¿Cómo hacerle para rellenar su batería o su tanque?

  • A través de acciones que contacten directo con su lenguaje de amor.
  • Estando cerca.
  • Solucionando y atendiendo necesidades.
  • Permitiendo que explore.
  • Siendo refugio seguro.
  • Dialogando y escuchando.
  • Compartiendo intereses.
  • Jugando.
  • Validando sus emociones.
  • Cumpliendo promesas.

¿Cómo NO se rellena?

  • Con premios.
  • Rompiendo límites establecidos y cediendo.
  • Regalándole lo que pida.
  • Dejando que haga lo que quiera.
  • Con cosas materiales.

La mejor forma de que tu hij@ esté seguro, se sienta amado y tenga su batería emocional llena es a través de la conexión. Asegúrate de rellenarla para permitirle desarrollarse adecuadamente. Para lograr esto también es indispensable que te cuides y tengas llena tu propia batería emocional.

con cariño, Johis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *