Nuevo ciclo escolar: sin miedo

El pasado ciclo escolar (2020-2021) fue demasiado complicado para todos; niños, padres de familia, maestros y trabajadores de la educación, ya que fue totalmente atípico. A medio ciclo escolar, las clases se vieron suspendidas y en vista de que las cosas no mejoraban en semanas como se había esperado, se tuvieron que empezar a buscar alternativas. La principal fue la de educación a distancia, dando clases a través de plataformas digitales como Zoom. Conocemos el resultado de esto; maestros estresados y trabajando a tope en su creatividad y en búsqueda de maneras para poder llegarle a sus alumnos, papás preocupados por no poder estar al 100 apoyando y acompañando a los hijos en las clases y alumnos desesperados de pasar tanto tiempo frente a una pantalla, extrañando a sus amigos, aburriéndose y dispersándose. En conclusión, impacto importante en todas las áreas personales principalmente afectando la salud mental.

La mayoría de los colegios así han continuado hasta ahora, con clases virtuales. Muchos papás viendo la afectación tan grande que tiene la falta de socialización en los niños han optado por organizar pequeños grupos para que una maestra les de clases o meterlos a grupos burbujas donde los niños en pequeños grupos puedan socializar y jugar en ambientes seguros. Algunos pocos (cómo en el que yo trabajo- Meraki Ecole) se han animado a abrir de manera presencial siguiendo estrictos protocolos de seguridad y salud.

Es importante entender que no hay decisión buena o mala, sobre todo en situaciones tan complejas y complicadas como la que estamos viviendo ahora, en donde la salud está de por medio. Pero no podemos seguir viviendo con miedo, ya que éste solo paraliza. Al COVID hay que enfrentarlo con respeto y siendo totalmente responsables y cuidadosos, no solo con nosotros mismos sino con todos. Recordemos que al cuidarme yo, también cuido a otros. Pero también tenemos que ser congruentes y conscientes de que nuestras acciones y decisiones tienen consecuencias y repercusiones.

Escuchamos mucho a papás decir que tienen miedo de que sus hijos regresen al colegio, porque pueden contagiarse, pero al mismo tiempo los sacan a lugares de riesgo como puede ser un centro comercial, el cine, el aeropuerto o la playa. Si vamos a llegar a «exponer» a los niños, mejor hacerlo en un lugar que les trae beneficios enormes no solo a nivel cognitivo, sino en todo su desarrollo, como lo es el colegio o los grupos burbujas.

No estoy aquí para decirles qué hacer o para juzgarlos, simplemente para invitarlos a reflexionar al respecto, a ser congruentes con nuestras acciones, a pensar en la importancia del desarrollo integral de nuestros hijos y de cómo hay que vivir con menos miedo y mayor responsabilidad.

Busquen la mejor opción para ustedes, para su familia, para sus hijos y hagan lo que les de paz. Pero no los limiten o los priven de cosas importantes, por miedo. Informémonos, cuidémonos y no bajemos la guardia.

Hagamos de este nuevo ciclo escolar 2021-2022 algo mejor para los alumnos y para todos en general.

Con cariño, Johis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *