Habilidades para la vida

Los niños van desarrollándose poco a poco, creciendo y aprendiendo cosas nuevas. Pero independientemente a lo académico y a todo el desarrollo cognitivo, es importante que vayan aprendiendo habilidades que les sirvan para relacionarse, funcionar en sociedad y por ende que les sirvan para la vida.

Las habilidades sociales son cualidades o destrezas que nos permiten interactuar con los demás de forma efectiva. Las aprendemos desde que nacemos mediante la interacción con nuestros padres y personas de nuestro entorno cercano. Nos ayudan a:

  • Desenvolvernos mejor en nuestras relaciones interpersonales.
  • Adaptarnos a nuevas situaciones y desarrollar una mayor confianza en nosotros mismos.
  • Construir y mantener una buena autoestima
  • Mejorar las relaciones, resolver problemas y alcanzar nuestros objetivos.

Vamos aprendiendo habilidades sociales con componentes no verbales:

  • mirada
  • sonrisa
  • gestos
  • expresión facial
  • postura corporal
  • contacto físico
  • proximidad
  • apariencia personal

Hay habilidades básicas de comunicación y lenguaje que debemos buscar que aprendan:

  • saludarse
  • presentarse a otros
  • iniciar conversación
  • escuchar atentamente
  • mantener activa la conversación
  • hacer preguntas
  • responder preguntas
  • dar las gracias
  • pedir las cosas por favor
  • pedir perdón
  • dar opinión
  • pedir ayuda
  • seguir instrucciones
  • tener diversas conversaciones

Algo importante que también hay que ir enseñando y reforzando en los niños, son los modales. Los modales van más allá de simples palabras o acciones. Son una forma deliberada de mostrar respeto y otras emociones como cuidado, aprecio, o incluso culpa o remordimiento si hemos actuado mal. Son parte integral de las habilidades sociales.

» Las reglas o códigos de los buenos modales son los semáforos de la interacción humana. Están para que no choquemos entre nosotros en el comportamiento cotidiano” Pier Forni

De acuerdo a la edad, hay ciertos modales que los niños deben ir aprendiendo.

  • De 1 a 3 años: fórmulas de cortesía como decir gracias, saludar y despedirse.
  • De 3 a 4 años: No gritar, no hacer comentarios sobre los demás, pedir las cosas por favor, no meterse el dedo a la nariz, taparse la boca al toser, mantenerse sentados al comer.
  • De 4 a 6 años: No interrumpir conversaciones, pedir disculpas, uso de cubiertos, uso de servilleta, pedir permiso.

¿Cómo enseñarles modales?

  • Con el ejemplo.
  • Enfocarnos en lo que SI queremos que hagan.
  • Valorando los progesos que tengan.
  • Teniendo un ambiente armónico en casa.
  • Ir incorporando normas poco a poco.
  • Siendo constantes.
  • Explicarles el porqué de lo que queremos que aprendan y hagan.
  • A través de cuentos o videos.

La cuestión de educación debe venir de casa. Se reforzará en la escuela y sobre todo con la interacción con sus pares, pero es algo que inicialmente debe de trabajarse en familia. Sobre todo porque las habilidades sociales son indispensables para que los niños se relacionen, aprendan con sus pares, y al final puedan ir creciendo y desarrollándose para funcionar y ser exitosos y felices en la vida.

Con cariño, Johis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *