Favoreciendo buenos hábitos

Es común escuchar que se habla de buenos hábitos y de su importancia. Pero realmente sabemos ¿qué son los hábitos? ¿Cómo saber cuál es un buen hábito y cuál es uno malo? o ¿cómo favorecer que los niños aprendan y lleven a cabo hábitos?

Los hábitos son costumbres, actitudes o comportamientos que conllevan pautas de conducta y aprendizajes. Los hábitos buenos o saludables son aquellos que van a incidir de manera positiva en nuestro bienestar físico, mental y social. Dichos hábitos van a ayudarnos a enfrentarnos a los acontecimientos cotidianos, de ahí su importancia. Son los hábitos y las rutinas, los que aportan un mecanismo importante de constancia y seguridad, que son fundamentales para los contextos de los niños.

El tener hábitos y rutinas es necesario para el desarrollo integral de los niños, su crecimiento y el afianzamiento de sus emociones y de su seguridad y confianza en su entorno. Pueden llegar a verse como límites necesarios, ya que aportan la estructura y certeza que les ayuda a saber qué esperar. Además de que los ayuda a que sean responsables.

Debemos saber que la repetición de los actos cotidianos o las rutinas, forman hábitos y la repetición de los hábitos forman virtudes, es decir, cualidades, fortalezas y rasgos positivos, que justamente buscamos que nuestros niños lleguen a tener.

Entre los beneficios de tener hábitos tenemos:

  • Saber lo que tienen que hacer en cada momento, les aporta paz y tranquilidad, además de estructura y organización.
  • Organizar su vida mediante horarios estables asociados a rutinas, les ayuda a ser constantes y perseverantes.
  • Repetir rituales ayuda a que vayan asimilando un esquema interno, que convierte su mundo en un lugar predecible y seguro. Esto les va a permitir explorar y descubrir el mundo.
  • Aprenden a organizar su día y a ser responsables para alcanzar sus metas y objetivos.
  • Ayudan a eliminar las luchas de poder y a tener un buen ambiente familiar. Al ya saber lo que deben hacer, se evitarán discusiones innecesarias, ya que cumplirán al verlo como algo normal, y no porque lo vean como una imposición.
  • Hay actividades y rutinas que se llevan a cabo en familia o grupo y que fomentan valores como la cooperación y la solidaridad.

Para poder favorecer los buenos hábitos es importante:

  1. Empezar lo antes posible: Entre más temprano se les enseñe a crear hábitos, más fácil será implementarlos. Además esto ayudará a que no adquieran hábitos «malos».

2. Enseñar con el ejemplo: Los niños aprenden imitando, tanto lo bueno como lo malo. Si queremos que aprendan hábitos positivos, será importante que nos vean a nosotros (sus principales figuras) llevándolos a cabo. Además de que es más fácil pedirles que hagan lo que nosotros también hacemos, es decir, que exista congruencia entre lo que decimos y hacemos.

3. Crear un horario: Establecer misma hora para las comidas, el baño y la dormida y respetarla todos los días. Tener estos horarios como base para ir agregando las demás actividades del día a día como las clases de la tarde, el juego y la convivencia familiar.

4. Ayudar a favorecer la autonomía: Es necesario acompañarlos al principio al guiarles y modelarles lo que queremos que hagan, para que después poco a poco puedan hacerlo por sí mismos.

Algunos buenos hábitos que recomiendo sean parte del día a día de los niños son:

  • Comer saludablemente.
  • Tomar agua.
  • Activarse y hacer ejercicio.
  • Descansar y dormir bien.
  • Bañarse, lavarse las manos, lavarse los dientes.
  • Leer
  • Ahorrar

Recuerda que los buenos hábitos nos ayudan a todos. Así que al llevar a cabo buenos hábitos como adultos, nos estaremos ayudando a nosotros mismos a ser más saludables y positivos, mientras que estamos siendo un ejemplo para los niños para que ellos también lleven a cabo acciones que les brindarán muchos beneficios. No podemos pedirles cosas, que nosotros no hacemos, hay que ser congruentes con eso. Así que a ponernos las pilas para ser buenos ejemplos y para tener buenos hábitos familiares, que a la larga nos ayudarán a todos. Nada como saber que lo que estamos haciendo nos beneficiara y nos llevará a tener una vida sana en todos los aspectos.

Los invito a reflexionar:

¿Qué hacen para promover los buenos hábitos y rutinas en casa?

con cariño,

Johis

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *