El juego como la mejor herramienta para aprender

El juego es una necesidad en los niños, es lo que les ayuda a explorar y comprender el mundo que les rodea, para irlo asimilando y hacerlo propio, además de que sin duda es la mejor manera en la que ellos aprenden. En teoría los niños deberían de jugar la mayor parte del día, la mayor cantidad de horas posibles al día, pues esto trae enormes beneficios en su desarrolllo.

¿Por qué jugar? Porque es una habilidad natural que les permite divertirse y crear experiencias; es un camino para imaginar, transformar y crear; les permite aprender a desarrollar estrategias de forma libre y establecer reglas que les permiten interactuar adecuadamente con los demás. Ayuda a reducir el estrés, mejora la concentración, desarrolla sentimientos de calma y bienestar, contribuye al sano desarrollo del cerebro, aumenta su imaginación y mejora el estado de ánimo. ¿Así o más beneficios? Como dice Mr. Rogers «El juego les da a los niños la oportunidad de practicar lo que están aprendiendo»

¿Qué pasa a nivel cerebral cuando los niños juegan?

  • La serotonins reduce la ansiedad y regula el estado de ánimo.
  • La acetilcolina favorece estados de atención, aprendizaje y memoria.
  • La dopamina genera alta motivación, favoreciendo un estado perfecto para la creatividad, la creación de imágenes y seres fantásticos.
  • Las encefalinas y endorfinas reducen la tensión neuronal, aumentando el bienestar, la calma y la felicidad.

Es decir, el juego lleva a un estado ideal tanto para el desarrollo del cerebro tanto a nivel emocional.

¿Por qué entonces educar a través del juego?

  • Porque ayuda a mantener su atención, motivación y su interés.
  • Porque su cerebro descansa pero al mismo tiempo está aprendiendo y favoreciendo estados anímicos y de desarrollo ideales para aprender mejor.
  • Porque permite iniciar, promover y mantener el aprendizaje de manera espontánea
  • Porque es un universo de posibilidades cognitivas, sociales, afectivas y comunicativas.

Entre los beneficios del juego educativo encontramos que:

  • Mejoran la capacidad e atención.
  • Estimulan la memoria.
  • Desarrolla habilidades sociales.
  • Favorece la motricidad.
  • Favorece la cooperación.
  • Despierta el interés por el aprendizaje.
  • Incrementa la creatividad y la imaginación.
  • Permite la manipulación de diversos materiales.
  • Mejora la autoestima y confianza en sí mismo.

De acuerdo a la edad de los niños y a su desarrollo, existen diversas etapas del juego, que van subiendo en complejidad y en nivel de interacción con otros.

Una de las etapas que más favorece el aprendizaje sobre todo a nivel social y a nivel de comprensión del mundo a su alrededor, es el juego simbólico. Este tipo de juego es conocido también como elaborado, a través del cual el niño recrea y representa todo lo que ocurre a su alrededor. Se trata de un juego donde se simboliza la realidad, practicando diferentes roles del mundo que les rodea.

Generalmente el juego simbólico comienza alrededor de los 2 años, aunque depende mucho de la madurez psicológica de cada niño. Esto aparece cuando el pequeño desarrolla la capacidad para crear y trabajar mentalmente con los símbolos.

Algunos ejemplos de juego simbólico son:

  • Jugar a coches y trenes: ser piloto, conductor, pasajero.
  • Juegos de disfraces: ser superhéroe, princesa, villano, doctor…
  • Juegos de oficios: ser maestra, vendedor, doctor, mesero, veterinario..
  • Juegos con muñecos de peluche o muñecas: cuidándolos, dándoles de comer, bañándolos…
  • Jugar a la familia: a la mamá, al bebé, a los papás, a la casita…
  • Juegos de lugares: al supermercado, al hospital, al restaurante, a la casita, a la papelería, a la cocina…

Beneficios del juego simbólico:

  • Ayuda a comprender la realidad que los rodea.
  • Favorece su desarrollo social.
  • Fomenta su expresión emocional.
  • Promueve interiorización de reglas sociales básicas.
  • Potencia desarrollo de lenguaje y pensamiento.
  • Favorece la autonomía y el sentimiento de libertad.
  • Favorece la comprensión de diferentes roles sociales.
  • Ayuda a comprender la existencia de diversos puntos de vista.
  • Desarrolla la imaginación, creatividad e iniciativa personal.
  • Posibilita el aprendizaje significativo.

¿Cómo fomentarlo?

  • Proporcionar material adecuado.
  • Jugar con ellos. Incorporarse al juego, no pensar desde la perspectiva del adulto.
  • Tomar sus intereses y enriquecerlos.
  • Ser ejemplo para ellos.
  • Proponer juegos y personajes, ayudando a crear situaciones mentales.
  • Respetar su juego y motivar que jueguen, observando y escuchando lo que expresan.
  • Aprovecha el juego para introducir aprendizajes.

«Todos los aprendizajes más importantes de la vida, se hacen jugando.» Francesco Tonucci

con cariño,

Johis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *