¿Qué hacer frente a los berrinches?

«Lo más importante en la comunicación, es oír lo que no se está diciendo.» Peter F. Drunker

Es «normal» que los niños entre 1 y 3 años hagan berrinches con frecuencia. Esto porque aún no saben cómo regular y expresar adecuadamente sus emociones. Los berrinches surgen de forma espontánea, haciendo que pierdan el dominio que tienen sobre sí mismos, evitando que piensen antes de actuar y olvidando toda regla o límite.

Generalmente los niños lloran, gritan o hacen berrinches cuando se enfrentan a situaciones en las que se sienten frustrados, enojados, con miedo, angustia o como una respuesta a su deseo de ser más independientes. Con frecuencia hay una gran ambivalencia entre querer ser autónomos pero darse cuenta que aún necesitan a mamá o papá y que dependen de ellos.

La corteza prefrontal es la encargada de regular emociones, controlar impulsos, tener un pensamiento crítico y un buen manejo de las relaciones interpersonales. Dicha corteza se termina de desarrollar a partir de los 2 años.

Los berrinches suelen presentarse ante:

  • Fatiga, hambre, incomodidad, sobreestimulación. *Como cuando le quieren dar de comer, pero tiene sueño.
  • Cambios en la rutina. *Cuando comienza una nueva clase en la tarde.
  • Falta de atención. *Cuando tiene un nuevo hermanit@.
  • Dificultad para expresar lo que siente o necesita. *Como cuando perdió a su mascota.
  • Falta de comprensión sobre lo que quiere expresar. *Cuando no quiere la galleta rota.
  • Falta de desarrollo de habilidades para hacer u obtener algo por sus propios medios o para resolver un problema por sí solo. *Cuando no puede amarrarse la agujeta y ya se tienen que ir.
  • Deseo de hacer algo. *Cuando quiere jugar con papá pero está en una llamada.
  • Aprendizaje de modelos por parte de sus cuidadores. *Cuando sus papás hablan gritando y azotan las puertas.

Seguro te has llegado a preguntar: ¿Por qué no hace berrinche con todos? ¿Por qué hace berrinche con mamá y no con papá o viceversa? ¿Por qué solo hace berrinche en casa y no en la escuela?

La realidad es que los niños se sienten más seguros mostrando sus sentimientos con personas conocidas en las que confían o con quienes tienen un mayor vínculo. Por lo que no tienden a hacer berrinche cuando están con personas extrañas o con personas con las que no conviven tanto.

Existe algo llamado la curva del berrinche, la cual hay que tomar en cuenta para poder intervenir adecuadamente. Debemos recordar que una vez que inicia el berrinche, es importante no intervenir, pues eso puede empeorar las cosas. Cuando se calme, entonces ya podemos platicar, buscar que exprese sus emociones y buscar alternativas para evitar que vuelva ocurrir.

¿Cómo podemos evitarlos?

  • Mantener una rutina.
  • Anticipar.
  • Establecer límites y ser constantes y congruentes con ellos.
  • Proponer actividades alternativas.
  • Intentar negociar y conciliar.
  • Reconocer y respetar sus ritmos naturales, intereses y gustos.
  • Permitir que decida algunas cosas y que tenga responsabilidades de acuerdo a su edad.
  • Favorecer su autonomía.
  • Estimular para que practique sus habilidades.
  • Ser ejemplo. No discutir ni gritar frente a ellos.

Una vez que haya iniciado el berrinche:

¿Qué sí hacer?

  • Aceptar su enojo.
  • Ignorar el berrinche,
  • Llevarlo a un lugar despejado para que se tranquilice.
  • No ceder ante sus exigencias.
  • Distraer con algo.
  • Mantenernos disponibles.

¿Qué no hacer?

  • No gritar ni golpear.
  • No sacudir.
  • No decir que no lo quieres.
  • No amenazar.
  • No dar sermones o explicaciones.

Es importante aprender a ver más allá del berrinche y tratar de analizar qué es lo que nos quieren comunicar. También hay que trabajar en nosotros mismos, para no engancharnos y para lograr actuar con calma frente a éstos para que lo que les transmitamos venga desde un lugar de calma y eso los ayude a regularse más fácil.

No es tarea fácil, pero suerte en el camino.

con cariño, Johis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *