Ansiedad de separación

La ansiedad de separación en los niños, es una etapa de desarrollo durante la cual los niños se ponen ansiosos o temerosos cuando se separan de sus cuidadores primarios, principalmente mamá. Desde los 8 meses hasta los 2 años aproximadamente, a menudo pueden experimentar miedo cuando conocen personas nuevas o van de visita a lugares desconocidos para ellos.

Los niños pequeños reconocen en sus padres un lugar seguro, por lo que cuando se separan de ellos, pueden sentirse amenazados e inseguros. Al no tener consolidada la llamada Permanencia de objeto, ellos piensan y sienten que si no los ven, ya no existen; que si se van, ya no regresan. De ahí la ansiedad que experimentan al separarse de sus padres.

La permanencia de objeto es la comprensión de que los objetos siguen existiendo aunque no puedan ser vistos, oídos o tocados. Se va consolidando entre los 2 años de edad en adelante y nosotros podemos apoyar en el proceso:

  • Juegos de peekaboo: taparnos la cara, preguntar dónde estamos y destaparnos la cara para demostrar que ahí estamos/seguimos.
  • Juegos de esconder cosas y que las encuentren.
  • Explicarles y anticiparles cuando nos vayamos a ir.
  • Transmitirles seguridad frente a los nuevos lugares donde los dejemos (casa de algún familiar, la escuela…)
  • Transmitirles seguridad frente a personas nuevas (familiares, nana, maestras…)
  • Permitirles tener algún objeto que los ayude a sentirse cerca de sus figuras o que le brinde seguridad (objeto de apego, objeto transicional)
  • Despedirnos de forma rápida. No prolongar la despedida.
  • Tener rutinas bien establecidas y ser constantes con ellas.
  • Cumplir promesas: regresar por ellos cuando sea momento de hacerlo, ni antes ni después.
  • Ser claros con ellos y a su manera decirles cuándo regresaremos. «Regreso por ti después de la siesta, antes de la comida…»
  • Practicar la despedida en diversos escenarios. Permitir que se quede solo en casa de los abuelos, en casa de los primos, en casa de amigos… para ir trabajando con la ansiedad de separación.

Es importante saber y comprender que aún después de que hayan superado esta etapa, la ansiedad de separación puede retornar durante períodos en donde se presente estrés, cambios o enfermedad. Podrán resentir que los papás o sus figuras principales se ausenten, sufriendo con las despedidas y mostrando mucho apego. Aquí aplican las mismas recomendaciones, sobre todo: ser claros, anticiparles y explicarles. Demostrarles amor, darles atención y momentos de calidad cuando se pueda y contenerlos, siempre será algo que ayude mucho.

con cariño

Johis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *