Alimentación consciente

El tema de la alimentación en los niños es muy importante, ya que sabemos que deben nutrirse bien para que su cerebro y su cuerpo logren el desarrollo adecuado. Sin embargo, no es tan sencillo lograr que los niños coman de forma saludable, aunque existen diversas estrategias a través de las cuales podemos ayudar en el proceso.

Para empezar, es importante cuestionarnos nuestra propia relación con la comida. ¿Buscas nutrir realmente tu cuerpo? ¿Comes cuando tienes hambre o cuando sientes ansiedad? ¿Tu relación con la comida es positiva? ¿Te sientes culpable cuando comes algo que no es considerado tan sano? ¿Dejas de comer cuando sientes saciedad o sigues comiendo aún sintiéndote llena? ¿Disfrutas comer? ¿Temes engordar si comes?

Después de reflexionar acerca de nuestra relación con la comida, es importante identificar qué tipo de alimentación es la que queremos enseñarle a nuestros niños.

 

    • Alimentación con presión: Presionas a tu hijo para que se termine todo el plato, incluso después de mostrar señales de que está lleno. También puede que le pidas y que esperes que se siente a la mesa durante más tiempo del que le corresponde para su edad.

 

    • Alimentación «complaciente»: Permites a tu hijo comer cualquier alimento en cualquier momento. Le permites usar el ipad, el celular, o ver la tele para ayudar a que coma. Tiene pocas posibilidades de seguir una dieta saludable y equilibrada.

 

    • Alimentación estricta: Tienes un control excesivo sobre lo que come. Tal vez solo le das pequeñas raciones o no le das comida, incluso cuando muestra señales de que todavía tiene hambre.

 

    • Alimentación consciente: La alimentación consciente reduce la posibilidad de comer en exceso. Responde a las señales de hambre y saciedad de tu pequeño, llevando a una dieta y un peso corporal más saludables. La alimentación consciente significa comidas placenteras y atractivas, sin presionar demasiado a tu pequeño ni alentarlo excesivamente. Los padres que siguen los principios de la alimentación consciente también ofrecen a sus hijos opciones de alimentos saludables en las comidas y los snacks, establecen pautas y expectativas claras en las comidas y son buenos modelos a seguir practicando y promoviendo una alimentación saludable en el hogar.

Algunas estrategias para seguir con la alimentación consciente son:

 

    • No presionar en exceso para que se acaben la comida.

    • Respetar sus señales de saciedad y de hambre.

    • Ofrecer alimentos y bebidas ricos en nutrientes.

    • No prohibir ningún tipo de alimento, solo reducir su consumo.

    • Sirve raciones acordes a su edad y etapa de desarrollo.

    • Anima con cariño a que coman y a que prueben alimentos nuevos.

    • Sé un buen modelo a seguir.

    • No uses la comida como recompensa.

    • Deja que mastique el tiempo que necesite.

    • No uses la comida para tranquilizar o para evitar un berrinche.

    • Aprende a interpretar sus señales.

    • Trata de involucrarlos en el proceso de la preparación de la comida.

  • Haz de la comida un momento divertido.

Recuerda siempre buscar llegar a la alimentación consciente, donde el objetivo es crear un ambiente cálido y positivo para las comidas en familia, respetar la decisión de tu pequeño sobre qué comer y cuánto, y dar ejemplo cuando se trata de elegir alimentos variados y nutritivos. La relación que los niños vayan a tener con la comida y con su cuerpo, depende de nosotros. Cuidado con lo que les estamos enseñando.

con cariño, Johis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *