¿Reforzamiento positivo? Cómo lograr que conductas deseadas se repitan

Seguramente por ahí, han escuchado eso del reforzamiento, pero quizá no comprendan realmente cómo poder aplicarlo para obtener beneficios con los niños por ejemplo. Es un concepto que viene del conductismo, en donde se define como un tipo de aprendizaje basado en la asociación de una conducta con las consecuencias derivadas de esta, que pueden aumentar o disminuir la probabilidad de que sea ejecutada de nuevo. Cuando son negativas, se habla de castigo y cuando son positivas de refuerzo.

castigo

En el aprendizaje por reforzamiento positivo se asocia la realización de una conducta con la obtención de una consecuencia agradable.La consecuencia no necesariamente tiene que ser algo tangible; una sonrisa, un aplauso, un mensaje positivo o la aparición de una emoción agradable pueden funcionar muy bien como refuerzos positivos en muchos contextos.

Por ejemplo, unos padres que felicitan a su hija cada vez que que va al baño durante el control de esfínteres; o una maestra que felicita a sus alumnos cada vez que terminan una actividad, se fortalece un aprendizaje por reforzamiento positivo.

Las principales características del reforzamiento positivo son:

  • Puede afianzar una conducta: Lo que pretende conseguir el reforzamiento positivo es que una conducta deseable se repita con mayor frecuencia, además de que se consolide.
  • Utiliza recompensas agradables: Los estímulos positivos son los que se reciben a través del refuerzo positivo. Por ejemplo, palabras alentadoras y motivadoras, premios como algún tipo de regalo o gestos amables para motivar a quién pone en práctica la conducta deseada.
  • Debe utilizarse de forma adecuada: El refuerzo positivo tiene que usarse en casos concretos y ante situaciones que realmente lo requieran. Se debe reforzar la conducta con un estímulo positivo y motivador, para así generar una asociación correcta.

Los reforzadores positivos más comunes que se pueden utilizar:

  • Refuerzo natural: Este tipo de refuerzo positivo se lleva a cabo cuando lo que un individuo realiza le ofrecerá una gratificación natural. Como cuando los niños hacen un dibujo muy bonito y saben que se lo van a poder regalar a mamá.
  • Refuerzo social: Aquel tipo de refuerzo que se da de manera externa y a través de la sociedad, para afianzar la conducta de un individuo. Por ejemplo, una madre que felicita a su hijo por haber sacado buenas calificaciones.
  • Refuerzo individual: Son refuerzos positivos que uno mismo se puede generar; la manera en la que uno se habla y se motiva para conseguir ánimo ante algo en concreto. Por ejemplo, los niños que solitos se van echando porras de que si podrán lograr algo.
  • Refuerzo tangible: Son refuerzos positivos que implican el uso de premios o recompensas tangibles. Por ejemplo, regalos, dulces, estampas…

Beneficios del reforzamiento positivo:

El refuerzo positivo estimula la capacidad de esfuerzo y la capacidad para detectar las propias fortalezas. Cuando se premia lo que un niñ@ hace bien, naturalmente va a tender a esforzarse para conseguir más recompensas similares. Con esto de alguna manera se logra condicionar el refuerzo positivo al hecho de que hagan determinada conducta. Las ventajas de esto residen en que aprendan lo que está bien y quieran repetirlo.

La práctica continuada de la educación con refuerzo positivo, los llevará inconscientemente a valorar el esfuerzo. Esta estrategia los motivará a buscar la recompensa o la aprobación, pero, también algo más. Los estímulos positivos pueden despertar en ell@s las ganas de actuar y los impulsará a actuar sin miedo a equivocarse, que es justo lo que queremos que suceda en la vida.

Utilizando el reforzamiento positivo, es más fácil despertar la ilusión y el impulso a seguir hacia adelante. Además, tiende a ayudarle a volver a levantarse después de caer.

Nos va a ayudar a:

  • Mejorar la receptividad: Los comentarios positivos hacen que los niñ@s estén más receptivos y presten más atención a lo que se les indica, favoreciendo que aprendan más fácilmente y con menos esfuerzo.
  • Favorecer la autoestima: Normalmente los sucesos negativos se recuerdan 5 veces más que los positivos, por lo que utilizar el refuerzo positivo en la educación, evita traumas y tiende a mejorar la imagen de si mism@s, es decir su autoestima.

Es importante mencionar que el objetivo principal de usar el reforzamiento positivo es contribuir a fomentar actitudes y conductas que son y serán importantes para el desarrollo y para su vida posterior.

Evitemos decir siempre que NO, regañar, gritar o castigar, pues esto centra la atención en lo que queremos que deje de suceder y mejor enfoquémonos en darle la atención a las conductas que sí queremos que se sigan repitiendo.

Con cariño,

Johis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *