Aprovechando Día de Muertos para hablar sobre la muerte con los niños

El tema de la muerte generalmente suele ser tema tabú, por el miedo que existe alrededor, por la incertidumbre, porque existen muchas teorías e ideas de lo que sucede cuando nos morimos y porque cuando los niños nos preguntan al respecto, solemos no tener ni idea de que decirles o cómo explicarles lo que es.

Muchas veces cuando nos preguntan del tema, buscamos darle la vuelta, hablar de otra cosa o simplificarlo. Y todo por miedo a enfrentarlos a la realidad de la vida, que ésta termina.

Celebraciones y tradiciones mexicanas como el Día de Muertos, pueden ser una excelente oportunidad para hablar del tema con los niños. De manera sutil podemos enseñarles cómo la vida tiene un inicio y también tiene un fin, pero como al final las personas a las que queremos siempre se quedan en nuestro corazón.

Poner un altar de muertos y celebrar estas fechas, es de alguna manera enseñarles a honrar y celebrar a quienes ya no nos acompañan físicamente. Personalmente me parece una de las fiestas más lindas, porque es honrar la vida de nuestros seres queridos y seguirlos recordando siempre.

Al involucrarlos en el proceso de poner el altar, de decorar y de aprender el significado de los elementos, los ayudaremos a procesar y entender mejor un tema que pudiera ser complejo. Aquí una guía básica de los principales elementos y significados de lo que debe tener una ofrenda.

  • Fotos y objetos personales de los difuntos: para que reconozcan su casa, disfruten sus cosas y se sientan bienvenidos.
  • Comida típica: se coloca comida típica mexicana como mole o tamales pero también la favorita de los difuntos para que puedan disfrutar de un gran banquete.
  • Velas, veladoras y cirios: para dar luz que guíe su paso por este mundo. Representa el elemento de fuego.
  • Camino de flores: la flor tradicional es la de cempasúchil, cuyo aroma sirve de guía para los difuntos y su color sirve como recuerdo de su vida.
  • Papel picado: representa el elemento de aire y la alegría festiva.
  • Calaveritas: Pueden ser de azúcar, barro o yeso. Representan la muerte y la voluntad de los vivos de compartir con los difuntos.
  • Vaso de agua: representa el elemento de agua, la fuente de la vida para saciar la sed de los viajeros.
  • Sal: purifica el ambiente para que el difunto no se corrompa en su viaje.
  • Bebidas: suelen colocarse las bebidas favoritas del difunto como cerveza o tequila, siendo parte del banquete.
  • Pan de muerto: es un elemento que representa la eucaristía. Es el pan tradicional de la época, espolvoreado de azúcar y con forma de huesitos que forman la cruz.
  • Copal e incienso: elementos prehispánicos que sirven para purificar el ambiente y las energías.
  • Cruces: se puede colocar cruz de sal para ayudar a la purificación o sal de ceniza para expiar culpas.

Los niños pueden ayudar e involucrarse al hacer su propio papel picado con papel de china o sus propias flores hechas de papel crepé. La actividad de ponerlo en familia, favorece también la cooperación y el trabajo en equipo.

Algo que también puede ayudar a aterrizar mejor el tema, es ver juntos en estas fechas la película de Disney-Pixar «Coco», porque justo trata el tema del mundo de los vivos y de los muertos y cómo es la tradición de Día de Muertos. Llena de color y música podemos acompañar a los niños a disfrutar de cerca de esta tradición.

No tengamos miedo de tocar el tema de la muerte con los niños, finalmente es lo único que tenemos seguro en esta vida. Además ellos entienden todo si se los explicamos. No tenemos que darles toda una explicación complicada ni meternos en las complejidades de las religiones o la espiritualidad. Entre más conciso y sencillo lo hagamos mejor. Y si puede ser didáctico e incluso divertido como celebrar estas fechas, mejor.

Les dejo unos videos que los pueden ayudar a hacer papel picado y flores de papel. 

con cariño, Johis


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *